Salud
Comunidad
Contacto

Cómo reducir el exceso de ácido láctico

Cómo reducir el exceso de ácido láctico, ácido láctico, acido lactico

El ácido láctico es un compuesto orgánico producido de forma natural por nuestro organismo siendo, al mismo tiempo, un subproducto y un combustible para el ejercicio físico. Se encuentra en los músculos, la sangre y en diversos órganos.

La fuente primaria es la descomposición de un carbohidrato llamado Glucógeno. El Glucógeno se descompone en una sustancia llamada ácido pirúvico y en este proceso se produce energía.  El ácido láctico está presente en nuestro organismo tanto en reposo como en nuestras actividades cotidianas, aunque a niveles bajos. Sin embargo, cuando el ejercicio o la actividad aumenta en intensidad, se produce rápidamente grandes cantidades de ácido pirúvico, de tal manera que no todo puede usarse de forma aeróbica. El exceso se convertirá en ácido láctico.

Luego de un período de uno a tres minutos de un ejercicio extenuante, el ácido láctico se acumulará en los músculos más rápido de lo que el cuerpo lo puede eliminar, creando una sensación de ardor. El estiramiento y hacer más ejercicio con el fin de entrenar los músculos para manejar esta situación son las mejores maneras de reducir la acumulación, pero también puedes comer algunos alimentos para disminuirla.

  • Bebe abundante agua con todo lo que comes. El agua repone la hidratación, que a su vez ayuda al cuerpo a romper y procesar el ácido láctico. Busca alimentos altos en su contenido de agua como los pepino y los tomates.
  • Incorpora alimentos altos en proteínas como las nueces, las semillas, el lino, la carne magra y la proteína de soya en tu dieta regular. La proteína ayuda a recuperar tus músculos y les proporciona el combustible necesario para que se desarrollen y logren manejar mejor la acumulación de ácido láctico.
  • Come muchas verduras de hoja verde inmediatamente después de tu entrenamiento, como el tomate, la espinaca, el aguacate, el brócoli y la col son ideales para reducir la acumulación de ácido láctico.
  • Come frutas antes y después de ejercitar. Las frutas como las manzanas, plátanos, y naranjas proporcionan una descarga de energía que ayudará a tu cuerpo a lidiar con el ejercicio difícil y a recuperarse luego de éste.
  • Toma un suplemento de glutamina luego de tu ejercicio si al cambiar tus hábitos alimenticios no reduce en forma significante la acumulación de ácido láctico. Estos suplementos pueden ayudarte a incrementar la síntesis de la proteína y a disminuir el tiempo necesario de recuperación luego del entrenamiento.