Nutrición
Comunidad
Contacto

Necesidades alimenticias de una persona que practica ejercicio

Las necesidades alimenticias de una persona que practica ejercicio de forma regular no son las mismas que las de quienes siguen unos hábitos de vida más sedentarios. Si estás dentro del primer grupo, presta atención a estas pistas básicas de nutrición:

Tres horas antes de un ejercicio intenso la alimentación más adecuada incluye: patatas, jamón y lácteos semidesnatados.

Una hora antes: agua y un azúcar de absorción rápida (por ejemplo, en galletas, jugo de frutas). Esta toma debe ser limitada, para evitar sufrir una hipoglucemia.

Durante el ejercicio hay que evitar beber mucha agua de una vez para que no pese en el estómago y reduzca la capacidad respiratoria.

Si el tiempo de ejericio se prolonga se puede ingerir una barra de cereales, miel o jugos en tomas ligeras y repetidas.

Tras el ejercicio es aconsejable tomar jugo, galletas o barras de cereales y rehidratarse.